Ecuador tiene luz verde para renegociar los bonos

2 meses ago noticiasarauca 0


La puerta abierta a la tesis del Gobierno hacia la renegociación de los bonos en términos que el país propuso es la buena noticia de este tiempo.

Luego de haber obtenido hace poco el visto bueno de la gran mayoría de tenedores, quedaba un escollo. Los bonistas más duros hicieron la semana pasada una maniobra que no prosperó en la corte de Nueva York.

El país tiene vía libre con plazos más largos y mejores tasas. El 98,15% del paquete tiene el consentimiento.

Para empezar, la deuda se reduce en USD 1 540 millones. El total de lo adeudado es de USD 17 375 millones.

La tasa de interés baja de un 9,3% al 5,3% y se alargan los plazos de modo considerable, con lo cual el peso del pago que cada año el Fisco debe hacer a los tenedores de bonos se dilata.

La operación se perfeccionará al cambiar los bonos hoy vigentes con otros con condiciones mucho menos onerosas para el erario nacional.

Así, la situación para los próximos gobiernos se alivia de modo considerable. La gestión ha sido considerada por la mayor parte de analistas y expertos locales como adecuada.

Los pagos que el Ecuador debe hacer este año son asequibles y el camino elegido, más allá del descontento de algunos bonistas absolutamente minoritarios, nos aleja considerablemente de una postura parecida a la de Argentina, que no puede avanzar en sus gestiones de renegociación.

El siguiente paso será volver a afinar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. El organismo, al igual que la banca de inversión y los multilaterales, ha visto pasos positivos del Gobierno ecuatoriano y deberá considerar las condiciones internacionales para cualquier tipo de acuerdo. Los organismos deben tomar en cuenta el nuevo escenario producido por la pandemia y la debacle económica mundial.

Así mismo, el país debe emprender nuevos acuerdos con China, uno de los prestamistas más grandes con los que se comprometió el país.

Tasas de interés más bajas y plazos mayores deben ser las nuevas condiciones en una renegociación indispensable y urgente con la potencia mundial.